Oh llave de David
20-12-2016 En 30 segundos
Oh llave de David y cetro de la casa de Israel, que abres y nadie puede cerrar, cierras y nadie puede abrir, ¡ven y libra a los cautivos que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

¡Nunca pasan de moda los conflictos con la autoridad! Pareciera que es propio de los adolescentes responder con rebeldía ante la autoridad como un modo de afirmarse a sí mismos en el esfuerzo de búsqueda de su identidad. Pero lo cierto es que, adolescentes o no, continuamente nos descubrimos en conflicto con la autoridad, con quien nos limita porque tiene la capacidad, los medios y el poder. ¿Y qué hacemos con la autoridad de Dios? No es poco común que textos bíblicos, sobre todo del Antiguo Testamento, nos pongan en alerta porque Dios irrumpe con fuerza y poder, y nos resulta más una amenaza que un “abuelo simpático y bondadoso”.

Cierto, Dios tiene autoridad, pero ¿qué clase de autoridad? Yahvé, Señor de cielo y tierra, tiene efectivamente poder y autoridad; el poder y la autoridad del amor creador que saca vida de la muerte, luz de la oscuridad, orden del caos.

Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, Señor y Dueño de la historia, tú tienes en tus manos la llave de la vida y de la muerte, y decides desde siempre abrir con ellas la vida. Danos la confianza para esperar vigilantes tu venida, pues vienes precisamente como una explosión de vida en abundancia. Dios, Rey justo y misericordioso, en tus manos está el cetro de mando con que quitas la fuerza al mal, a las tinieblas, al pecado, al egoísmo; haz que brille el resplandor de tu luz entre quienes aguardamos tu manifestación gloriosa. Señor, danos fe para comprender que el camino que nos descubres y propones es un sendero abierto a la felicidad; nadie puede cerrar esta vía, sino que somos nosotros mismos los que nos cerramos a esta apasionada aventura. Ven Señor, vivimos cautivos, esclavos y envueltos en oscuridad; descúbrenos el camino de la libertad, de la vida y de la luz.


Fabián Martín, agustino recoleto
Monteagudo (Navarra, España)




¿Y tú que opinas?