Oración por los cristianos perseguidos en Siria e Irak
04-03-2015 Oraciones
Ante la inhumanidad de algunos yihadistas del EI en Siria e Irak, que están sacrificando a numerosos cristianos únicamente por ser cristianos, esta página web invita a sus visitantes a elevar a Dios la siguiente oración compuesta por un agustino recoleto, a favor de los cristianos perseguidos y por los perseguidores.

Oh Dios, dador de todo bien, gracias por el don de la vida, de nuestras vidas,
y, sobre todo, gracias porque nos has llamado a vivir desde el don de la fe.
En el origen de nuestra existencia está la bondad de tu amor.
Tú nos acompañas en nuestro peregrinar por este mundo,
nos alientas en nuestras dificultades y nos sostienes en la esperanza.

Cristo, tu Hijo muy amado, ha sido el don más grande que has dado a tus hijos.
Seguimos sus pasos porque Él nos ha marcado el camino que conduce a la vida feliz.
No le ahorraste las fatigas que atraviesa nuestra condición humana.
En obediencia a tu voluntad, cargó con nuestras culpas y las clavó en la cruz,
pero la muerte no pudo contener al Amor, sino que se desbordó con la resurrección.

¡Oh Padre!, has dado a tu Iglesia al Espíritu Santo para perpetuar tu amor.
Él dirige, desde entonces, el timón de la barca en el mar de este mundo.
La vida que el Padre nos comparte en su Hijo es vida buena en el Espíritu.
Él recrea la faz de la tierra, colma los corazones y nos llena de su alegría.
¡Oh, Espíritu de Amor, ven a nuestro mundo, ven a los que sufren!

A ti, Padre, dirigimos esta oración por los cristianos perseguidos.
Propaga la fragancia de tu piedad en los corazones de los perseguidores,
que no se ensañen con terror contra los que confiesan tu nombre.
Haz que los cristianos perseguidos en Siria e Irak experimenten tu amor,
y fortalécelos en estos momentos de dificultad con el bálsamo de la esperanza.

A ti, Señor Jesucristo, que tu silencio en la cruz se hizo palabra elocuente,
pues con tu entrega nos comunicaste la profundidad del amor del Padre,
te pedimos que acompañes, como Tú sabes hacerlo, a los cristianos de Siria e Irak;
haz brillar sobre ellos la luz de tu rostro con el resplandor propio de tu señorío,
para que sientan cómo los sostienes en fidelidad con la fuerza de tu presencia.

A ti, Espíritu Santo, que acompañas los pasos de los discípulos de Cristo,
te dirigimos nuestra plegaria por los cristianos perseguidos en Siria e Irak.
Haz que el viento cálido de tu presencia los conforte en su tribulación,
y puedan sentir cómo los arropas con el frescor de tu afecto;
y que los frutos maduros de estas iglesias hagan en el mundo fecundo tu amor.


Fabián Martín, agustino recoleto,
Casa de Formación San Agustín, Las Rozas (Madrid)




¿Y tú que opinas?