¡Oh Sol!
21-12-2014 En 30 segundos
«iOh Sol que naces de lo alto, resplandor de la luz eterna, sol de justicia, ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte!».

Ven Señor, e ilumina. Ven, Señor, y calienta. Ven, Señor, y salva. Ven, Justicia nuestra, y haznos justos. Ven, Luz nuestra, y haznos luminosos. Ven, Fulgor celeste, y envuélvenos en tu resplandor. Haz claros nuestros ojos, justas nuestras manos, y nuestro corazón, vida eterna en Dios. Ven pronto, Señor.

Eres, Señor, el Sol de eterno brillo,
Fulgor ardiente que ciegas las tinieblas:
mantén tu curso, fiel en el designio
de convertir en luz la oscura tierra.

Pues somos noche y hálito de barro,
qué densas son las sombras en el alma
y cuántas las caídas en los pasos
si Tú no vienes pronto y nos salvas.

Alumbre el resplandor de tu mirada
las niñas de mis ojos fatigadas.

José A. Ciordia, agustino recoleto.




¿Y tú que opinas?