¡Oh Renuevo!
19-12-2014 En 30 segundos
«iOh RENUEVO del tronco de Jesé, que te alzaste como un signo para los pueblos, ante quien los reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las naciones! iVen a librarnos, no tardes más!».

Tú, Raíz de Jesé, Vástago de nuestra tierra humilde; Tú, Renuevo glorioso, que impregnas de vigor nuestra carne pobre; Tú, que nos limpias del pecado y nos arrancas de la muerte, ven, no tardes más. En Ti, la Vid jugosa, nacemos sarmientos para poder agradar a Dios y saciar la sed del hombre.

Volvió a reverdecer el tronco antiguo;
de su raíz brotó la Flor más bella:
gimieron consternados los abismos
y el cielo desveló legión de estrellas.

Pastor de las naciones y los pueblos,
enseña fulgurante, vara enhiesta,
dirige poderoso hacia tu reino
a cuantos ya se alegran con tu vuelta.

Estrella tuya soy, lucirte quiero
y ser en ti, jugosa Vid, renuevo.

José A. Ciordia, agustino recoleto.

Escucha el canto de la antífona.




¿Y tú que opinas?