Martes de la segunda semana: Terapia de choque
18-03-2014 La Palabra
«En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen».

EVANGELIO

«En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: -En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar.Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros.
Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor.El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido». Mt 23, 1-12

REFLEXIÓN


Por propia experiencia nos sabemos esclavos de nuestras palabras. La sabiduría popular sentencia perfectamente: una cosa es predicar y otra dar trigo. Lo peor que se puede hacer es ser fariseo, ser hipócrita, poner cara de santurrón y ser un aprovechado. Por desgracia los fariseos han sobrevivido a las civilizaciones y hoy en día siguen siendo igual de peligrosos y deleznables que entonces. Si tienes ciertos brotes de fariseísmo no tardes ni un segundo en comenzar una terapia de choque para desintoxicarte. Comienza a sentirte último y hazlo sirviendo a los demás a cambio de nada. Ponte en la piel de los que todo esperan porque nada tienen y deja a un lado tu vida acomodada y acolchada. Los fariseos son incapaces de convivir, de compartir…; los sencillos, los que sirven, los que no persiguen oscuros intereses nada tienen que ocultar, lo dan todo y listo. Si te sientes identificado comienza cuanto antes una nueva vida. La Pascua se acerca.

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)




¿Y tú que opinas?