Sábado de la primera semana: El mérito está en lo extraordinario
15-03-2014 La Palabra
«Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto»

EVANGELIO

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Habéis oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto» Mt 5, 43-48

REFLEXIÓN


El evangelio nos advierte de que llevarse bien con los amigos carece de mérito, que lo que tenemos que conseguir es llevarnos bien con los que nos montaríamos jamás en globo. Esa es la verdadera prueba de fuego que mide el grado de altura que puede alcanzar nuestro globo y el lastre de nuestro corazón. Saber perdonar, saber entender, comprender, aceptar. Hay que atreverse a pedir perdón. Jamás debemos ahorrarnos ese paso si estamos convencidos que este mundo, desde nuestra parcelita, puede ser más justo y habitable. Sin soberbia ni dramas. Sin grandes propósitos.

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)




¿Y tú que opinas?