Viernes de la primera semana: Lo primero, perdonar
14-03-2014 La Palabra
«Si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda»

EVANGELIO
«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: "No matarás", y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano "imbécil", tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama "renegado", merece la condena del fuego.
Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último cuarto». Mt 5, 20-26


REFLEXIÓN


“Lo primero es lo primero” se suele decir coloquialmente. Pues hoy el Evangelio nos deja muy claro qué es lo primero. Aunque resulte difícil y suponga en muchos casos un cierto repliegue de nuestras posiciones, no hay más remedio que arreglarse con “los hermanos”, con aquellos con quienes no nos llevamos del todo bien. Perdonar gratis, sin pedir absolutamente nada a cambio. Hacerlo de todo corazón sin más aditamentos innecesarios y sin caer en negociaciones remolonas y cicateras. Gratis y cambio de nada, ese es el verdadero perdón.



Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)




¿Y tú que opinas?