Jueves de la primera semana: Pedid y se os dará...
13-03-2014 La Palabra
«Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre».

EVANGELIO
«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre.
Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas a los que le piden! 
En resumen: Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas». Mt 7, 7-12.

REFLEXIÓN

Una de las palabras más pronunciadas y, a la vez, más necesarias, es “disponibilidad”. Estar disponible significa dejar la puerta abierta para que alguien pueda entrar y pedir algo. Pedid y se os dará. Piensa muy bien en lo que está leyendo y en lo que viene a continuación. El Evangelio nos marca una altura casi vertiginosa: todo un Dios dispuesto, sí dispuesto, a darnos aquello que necesitamos. Pero claro no es tan simple ¿verdad? No es una espera con los brazos abiertos sin hacer nada, sino una espera activa, haciendo lo que podemos para poder, efectivamente, aquello que el Señor nos da, aunque no coincida, muchas veces con lo que esperamos o hemos pedido.
Desde luego que la fe no es más que un acto de confianza pero no hay que olvidar que no es un refugio de haraganes. Dios da pero ni es inmediato ni coincidente con lo que creemos necesitar…

)

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)






 




¿Y tú que opinas?