Miércoles de la primera semana: ¡Qué fácil…!
12-03-2014 La Palabra
«Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación»

EVANGELIO
«En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles: Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación.
Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.
Cuando sea juzgada esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás». Lc 11, 29-32

Reflexión

¡Qué fácil resulta pedir un signo! ¡Qué fácil sería ser seguidor de Jesús si el camino estuviese claramente marcado sin necesidad de andar titubeando! ¡Qué fácil es que me lo den todo hecho! ¡Qué fácil es seguir la corriente sin preguntar ni preguntarme nada! ¡Qué fácil es exigir! ¡Qué fácil es esperar a que otros hagan! ¡Qué fácil es…!
Si no te parece bien esto que acabas de leer no pierdas más tiempo. Despierta. La realidad no es sino el escenario donde Dios actúa por medio nuestro. Por tanto está plagada de signos. Ojalá la Cuaresma nos sirva para apartar de nuestro horizonte tantas cosas que nos impiden leer la presencia de Dios en cada acontecimiento. Eso es de todo menos fácil…


)

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)




¿Y tú que opinas?