Dios mío, escúchame
29-01-2014 Oraciones
Oración de Agustín previa a su conversión en que se dirige a Dios como el “todo”, la vida. En Dios encuentra Agustín su fundamento, cuanto es y a lo que aspira el corazón humano.

Dios, de ti proceden hasta nosotros todos los bienes,
tú apartas todos los males.
Dios, nada existe sobre ti,
nada fuera de ti, nada sin ti.

Dios, todo se halla bajo tu imperio,
todo está en ti, todo está contigo.
Tú creaste al hombre a tu imagen y semejanza,
como lo reconoce todo el que se conoce a sí.

Óyeme, escúchame, atiéndeme,
Dios mío, Señor mío, Rey mío,
Padre mío, principio y creador mío,
esperanza mía, herencia mía, mi honor,
mi casa, mi patria, mi salud, mi luz, mi vida.

Escúchame, escúchame,
escúchame según tu estilo,
de tan pocos conocido.

San Agustín, Soliloquios 1, 1, 4.




¿Y tú que opinas?