¡Oh Adonai!
18-12-2013 En 30 segundos
Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente y en Sinaí le diste tu ley, ven a librarnos con el poder de tu brazo.

Jesús es el Buen Pastor, dice el evangelio de Juan, cuyo mandato único es el “amor”, que hace suaves todos los otros mandatos secundarios, expresados en la ley dada a Moisés.

Jesús, enséñanos a sentir el misterio de tu presencia como Dios Padre se lo hizo captar a Moisés en el espectáculo de la “zarza ardiente”.

Jesús, el poder de tu brazo es tu ternura. Libra a todas las personas de los fuertes de este mundo.




¿Y tú que opinas?